Copacabana

Copacabana, conocida entre los pobladores como “princesita del mar”, es una de las playas más famosas de todo el mundo y por esa razón recibe anualmente miles de visitantes procedentes de diversas partes del planeta.

Playa de Copacabana – Rio de Janeiro, Brasil

La playa de Copacabana con sus 4 km de longitud, tiene forma de media luna y se encuentra en a lo largo de la avenida Atlántica en una de las zonas poblacionales más grandes de Río de Janeiro, nos referimos al barrio que lleva su mismo nombre.

A pesar de ser muy concurrida, la playa es muy tranquila y el lugar perfecto para nadar, tomar un poco de sol, leer, jugar en la arena, practicar deportes acuáticos y por supuesto, para ver espectaculares atardeceres.

Asimismo, el paseo marítimo conocido como Orla de Copacabana, con su diseño ondulante blanco y negro obra del artista brasileño Roberto Burle Marx, es junto a la misma playa una de las principales atracciones de todo Río.

Si bien Copacabana se hizo popular entre los años 40 y 50, época en la que llegaban a ella (y al barrio) miles de famosos para visitar sus lujosos hoteles, clubes y casinos, su fama hoy día se ha mantenido, por eso, ir a Copacabana por lo menos una vez en la vida debe ser el deseo de todo amante de las olas, el sol y la arena.

Características de Copacabana

La playa de Copacabana abarca una extensión de 4 km desde el Morro de Leme hasta el Fuerte de Copacabana, se caracteriza por sus aguas turquesa e impecables arenas blancas.

Aunque es una sola playa, podemos decir que existen varias dentro de ella, debido a que está dividida en Postos o puestos de socorristas, y cada uno de estos alberga a un público especifico.

Encontrarás, por ejemplo, una zona ideal para personas de la comunidad LGBT (la identificarás por su bandera de arcoíris), para los pobladores de las favelas y para los pescadores.

Copacabana alberga la mayor cantidad de restaurantes, bares, cafés, hoteles y posadas, de todo Río de Janeiro, los cuales van desde los más sencillos hasta los más lujosos. Sin olvidar los coloridos quioscos donde podrás tomar solamente una caipirinha o acompañarla de un plato de mariscos e incluso del postre.

Aunque Copacabana recibe turistas todo el año, la mejor temporada para visitarla va desde de diciembre a febrero, cuando la temperatura varía entre los 25 y 35 °C. En vacaciones y fines de semana la playa está más concurrida por lo que compartirás tu día con muchas personas. Si prefieres un poco menos de compañía planifica tu visita para los meses de junio a agosto cuando las temperaturas son más bajas.

Actividades en la playa de Copacabana

La pregunta ¿qué hacer en Copacabana? tiene una respuesta muy amplia, pues además de disfrutar del sol y de sus aguas, esta playa es perfecta para la práctica de diversos deportes y actividades recreativas.

Encontrarás una gran cantidad de canchas de voleibol, futbol, futevoley y paddel, gimnasios al aire libre y una extensa ciclovía.

Caminar por el paseo marítimo y por supuesto tomarse fotos para el recuerdo, es otra de las muchas cosas que pues hacer, porque venir a Copacabana y no recorrer su Orla, equivale a no haber venido.

Si visitas Copacabana en fin de año tendrás la oportunidad de participar en el Reveillon, el espectáculo brasileño por excelencia para recibir el año nuevo, y en el que se conjugan música y fuegos artificiales.

Asimismo, tienes una gran cantidad de otros atractivos que conocer mientras estés en la playa, entre ellos se encuentran los Fuertes de Leme y Copacabana, las favelas de Babilônia y Chapéu Mangueira.

Vida nocturna en Copacabana

Creer que al caer la noche se acaba la diversión en Copacabana, es estar muy lejos de la realidad, pues en esas horas se encienden las luces y la fiesta continúa con música en vivo, cocteles, baile y deportes.

Como te imaginarás los clubes, bares y discotecas abren sus puertas cada noche (espacialmente de jueves a sábado) para que todo el público, especialmente los jóvenes, acudan a bailar, tomar y disfrutar entre amigos.

Leave a Reply